El restaurante

La aljama judía de Amusco alcanza su máximo esplendor a fiales del siglo xv, en esta época, las leyes de Castilla prohibían que los templos paganos sobrepasaran en altura y belleza a los templos cristianos, lo cual explicaría que algunas sinagogas españolas se encuentren soterradas.

Se trata de un lugar emblemático que permite a nuestros comensales disfrutar de un ambiente único y acorde a nuestros platos de comida castellana. Podrás degustar un buen lechazo churro asado entre unos maravillosos arcos ojivales con mampostería de piedra. O probar nuestras especialidades como son el lechazo churro, la menestra palentina o la canicota de merluza rellena de marisco con un buen maridaje de vino de la tierra en nuestras amplias mesas y con la mejor compañía.

Un poco de historia

Aunque se poseen pocos datos acerca de las primeras sinagogas, se piensa que se remontan a la antigua Babilonia del siglo VI a.C. El número de sinagogas creció al establecerse la lectura de la Torá.

La aljama judía de Amusco alcanza su máximo esplendor a fiales del siglo XV, como puede deducirse de la documentación que se conserva entorno a la contabilidad llevada a cabo por Rabí Yuce Milano, administrador judío de D. Pedro Manrique de Lara, I Duque de Nájera, IX Señor de Amusco.

En esta época, las Leyes de Castilla prohibían que los templos paganos sobrepasaran en altura y belleza a los templos cristianos, lo cual explicaría que algunas sinagogas españolas se encuentren soterradas.

En la actualidad, esta Sinagoga data del siglo XV. Está reconvertida a restaurante para celebrar cualquier clase de evento en un marco incomparable, con capacidad para 200 comensales.